Historia de Harley Davidson

Sus orígenes se remontan al año 1903, cuando un joven de Milwaukee, William S. Harley y su amigo Arthur Davidson fundaron la marca que llevaría sus normbres. Haciendo sus diseños y el patio trasero de la familia Davidson como taller, construyeron su primer modelo de competición, que hizo su primera aparición en septiembre del año siguiente.
Poco a poco fueron aumentando su producción, y al año siguiente ya tenían más de una docena de motos en el taller. En el año 1907 la cifra ascendía a 150 unidades. Este ritmo continuó hasta que en 1914, su producción alcanzaba las 16.284 motocicletas. Con la entrada de EEUU en la Primera Guerra Mundial, en 1917 la compañía se convertía en el proveedor oficial de su ejército, al que suministró decenas de miles de vehículos.

Historia de Harley Davidson

En la década de los veinte ya se habían convertido en la mayor constructora de motocicletas a nivel mundial, estando presentes ya en 67 países. Con la llegada de la Gran Depresión en 1929, la producción de Harley Davidson cayó en picado. Una vez finalizada esta etapa, volvió a lograr un contrato con el ejército norteamericano, ahora para suministrar motos durante la Segunda Guerra Mudial, lo que la lleví a una edad de oro.
Años más tarde, en 1969 la American Machinery and Foundry compró la compañía e introdujo una serie de modificaciones que empeoraron la calidad de sus modelos de motocicletas y llevaron a la huelga a muchos de sus trabajadores. Esto significó la pérdida del liderato a favor de las nuevas marcas de origen japonés.
En los años ochenta, Harley Davidson recuperó su liderazgo tras la venta de la compañía a un grupo de trece inversores entre los que se encontraban Willie G. Davidson y Vaughn Beals. Aquí comenzó una nueva tendencia de campaña.

Cómo ahorrar en la conducción de la moto

Cómo ahorrar en la conducción de la moto

No des acelerones innecesarios

Cuida mucho el giro del puño de gas y evita los acelerones bruscos e innecesarios. Esto en un scooter se nota mucho también. Incluso acelerar en ralentí en parado produce un consumo extra que no lleva a nada.

Mantén las presiones bien ajustadas

Como te explicamos en Cómo mantener una moto, llevar unas presiones de los neumáticos es fundamental cuando además circulamos sólo sobre dos. Unas presiones bajas nos vuelven torpes y sin precisión, pero además incrementan también el consumo de gasolina al provocar un mayor rozamiento. Te contamos cómo mantener los neumáticos de la moto. Te recomiendo que compres los neumáticos mediante esta página web.

Usa marchas largas

Para circular a una velocidad concreta, cuanto más corta sea la marcha, mayor será el índice de revoluciones, por lo que mayor será también el consumo al mismo tiempo. Utiliza marchas largas siempre que puedas y cuando arranques cambia de marcha pronto a segunda para mantener el motor a bajas vueltas.

Cuida la aerodinámica

Tanto la tuya como la de tu moto. En un tu caso un equipamiento que oponga mucha resistencia al viento, como una chaqueta suelta que flamee, aumentará el consumo de combustible. Usa un buen equipamiento para moto, mejor algo ajustado y aerodinámico. Lo mismo pasa con la aerodinámica de la moto, una gran pantalla hará de freno al igual que lo hace el viajar con equipaje y maletas laterales. Son elementos que exigen un mayor consumo.

Cuida el filtro del aire

Como tú, el motor de tu moto necesita aire para funcionar. Un filtro de aire sucio o en mal estado impedirá un flujo de aire correcto y el motor terminará quemando más gasolina de la necesaria. Mantén el filtro de aire en buenas condiciones o, mejor aún, cámbialo por uno tipo K&N, de algodón impregnado en aceite, que retienen menos y filtran mejor con estos magníficos descuentos.

Desacelera bajando de marcha

No es ya sólo un modo de ahorrar frenos, sino que al desacelerar o al bajar una cuesta, si embragas o metes punto muerto, para mantener el ralentí el motor sigue consumiendo, mientras que al retener y no dar gas la inyección corta por completo el suministro de gasolina y te ahorras ese consumo.

Atento a las detenciones en ciudad

Circular en moto en ciudad, donde los stops y los cruces son constantes, no sirve de nada acelerar para llegar antes al punto en el que te has de detener. Presta atención a la siguiente detención y si sabes que es inminente tómatelo con calma, los acelerones sólo te harán gastar más y esperar más en la próxima detención.

Facilita el arranque

Al arrancar, y aún más en frío, no des gas y acciona el embrague, así conseguirás que el motor gire algo más libre y exija un menor consumo de combustible.

Cuida la cadena

Una cadena en mal estado o mal ajustada y demasiado tensa no es segura, te hace perder prestaciones y por ello provoca un consumo extra de combustible innecesario. Asegúrate de mantener en buenas condiciones la cadena de tu moto y ahorrarás gastos e inconvenientes. Puedes comprar una nueva haciendo uso de ofertas y promociones.

Controla tu consumo

Parece una tontería, pero es importante saber cuánto consumes con tu conducción y manejo normal, y cuánto si pones en práctica estos consejos. Pon a cero el contador de tu moto al llenar el depósito y en el próximo y en tu siguiente visita a la gasolinera calcula qué cantidad de combustible has consumido en la distancia que hayas recorrido. Es la única manera de saber si mantienes un manejo eficiente o no. Recuerda que también puedes alquilar una moto como medida de ahorro.

Consecuencias de una presión de los neumáticos inadecuada

La presión de los neumáticos debe estar supervisada de manera frecuente. Deberías revisarla una vez a la semana como mínimo, aunque generalmente esto no suele ser así. Además, en el caso de los coches el peso se reparte entre cuatro puntos de apoyo, sin embargo una moto necesita una sección redondeada para poder girar. Al tomar las curvas, inclinamos la moto y para ello, debemos estar suspendidos en el aire que contienen los neumáticos. Por este motivo, si no llevan la presión correcta la moto empieza a tener problemas de manejabilidad y estabilidad.
Si el neumático delantero no lleva la presión adecuada, tenderá a subvirar además de hacer que se cierre la dirección cuando entramos en una curva. En el lado contrario, si la presión incorrecta se localiza en la rueda trasera, se notará la inestabilidad en rectas y será mucho más torpe al entrar en una curva. Tan sólo unas décimas por debajo de la presión indicada por el fabricante puede ser relevante para notar estos efectos.

Mantén la presión de los neumáticos adecuada

Una presión inadecuada es también uno de los factores que nos exponen a un reventón de una rueda, algo que en una moto puede resultar fatal. Los neumáticos faltos de aire tienen mucho más contacto con el asfalto, lo que hace que tomen temperatura a mayor velocidad y que su compuesto empiece a fallar si esta temperatura es excesivamente elevada.
Excepto los pilotos de trial, la presión baja no es sinónimo de mayor agarre ni de mayor seguridad. Una presión inferior a la recomendada por el fabricante, se traduce en el deterioro acelerado de éstos y problemas con nuestra seguridad.
Tanto por seguridad como por facilitar la conducción, debes revisar al menos una vez por semana la presión de los neumáticos. Si no es correcta, adpátala a la indicada por el fabricante para volver a utilizar tu moto.

Limpiaparabrisas en el casco: combate la lluvia

Limpiaparabrisas en el casco

La lluvia y la conducción no son muy buenos amigos. Desde hace un tiempo venden por internet un accesorio que te evitará esos molestos problemas de visión cuando llueve. Se trata de un limpiaparabrisas en el casco que cuesta unos cincuenta euros. ¿Cómo lo ves?
Este invento, hace que la lluvia no te impida coger la moto para salir a la calle. Por otro lado, existen otros métodos también efectivos como el spray repelente, cuya duración es limitada pero funciona bastante bien.
Este parabrisas funciona con un control remoto que te permite regular la velicidad del limpiaparabrisas, para que puedas adaptarlo al nivel de lluvia de ese día. Previamente debes instalar el aparato en la parte superior del casco.
También tienes los clásicos productos repelentes del agua de lluvia que se pueden aplicar en todos los cristales del vehículo. De esta manera, las gotas resbalarán fácilmente. Además, estos repelentes mejoran la visibilidad del conductor a través de los cristales. El efecto que produce es similar a ver deslizarse unas gotas de mercurio líquido por una superficie.
Un repelente de lluvia puede costar entre siete y veinte euros, en función de la marca que compres. Es fundamental que aplique el producto correctamente para que desarrolle bien su función. En primer lugar, debes retirar la suciedad de los cristales y secarlos bien para que se adhiera correctamente. Espera unos diez o quince minutos aproximadamente para que se seque el spray.
Recuerda que es una medida de seguridad vial fundamental, ya que la lluvia es una de las causas principales de los accidentes de tráfico.

Llavero alcoholímetro: evita multas y gana seguridad

La tecnología nos hace la vida más cómoda gracias a sus continuos avances. El llavero alcoholímetro es un ejemplo de ello. Te ayuda a controlar tu nivel de alcoholemia a través de tu aliento. Lo único que debes hacer es soplar en el sensor y en menos de cinco segundos conocerás si estás o no preparado para conducir tu vehículo. Además, dispone de linterna y puede ser utilizado como llevaro para tenerlo siempre a mano de la manera más sencilla.

Llavero alcoholímetro: evita multas y gana seguridad

En primer lugar, debes encender el dispositivo y esperar diez segundos para preparar el sensor. Soplas sobre el mismo y esperas unos segundos hasta que el alcoholímetro te de el resultado de la siguiente manera:

  • Si se enciende la luz verde indica que la tasa en aire espirado es inferior a la normativa, de manera que estás preparado para conducir.
  • Si se enciende la luz amarilla significa que la tasa en aire espirado roza el límite permitido, esto quiere decir que debes ir con precaución, ya que no darías positivo pero no estás en tus plenas facultades. Esta luz sirve de advertencia, y lo recomendable es esperar un poco para coger el vehículo.
  • Si se enciende la luz roja nos indica que la tasa en aire espirado es superior a la tasa permitida. En caso de ser parado en un control de alcoholemia darías positivo, por ello no puedes conducir y debes esperar el tiempo necesario hasta que el test no diera positivo.

Puedes elegir entre diferentes modelos y precios, aunque la mayoría de los llaveros alcoholímetros funcionan con pilas, lo que todavía lo hace más sencillo ya que la duración es bastante prolongada.

Cómo cuidar el motor de una moto

Cómo cuidar el motor de una moto

Cómo cuidar el motor de una moto en diez sencillos pasos:

Arranque

Cuando enciendes el motor de una moto, especialmente si la temperatura es baja, debes esperar unos minutos antes de iniciar la marcha. Esto se debe a que el aceite estará en la parte baja del motor y no alcanzará las zonas superiores, además no tendrá la viscosidad necesaria para cumplir su función.

Acelerador

Un método adecuado para arrancar es bombear el acelerador un par de veces. Entonces, esperamos a que se active el flujo de la gasolina y ya podrás arrancar con facilidad.

Cambios

Si estamos hablando de una moto con cajas de cambio, te aconsejo ir cambiando paulatinamente sin forzar en exceso.

Medioambiente

Para aumentar la esperanza de vida del moto de la moto y para mejorar nuestro bolsillo y pos cuestiones medioambientales, lo óptimo es llevar a cabo una conducción adecuada y eficiente.

Mantenimiento

Aunque sea lógico, debes tener en cuenta los mantenimientos indicados por el fabricante que tendrás en el manual del vehículo.

Aceite

El cambio de aceite cuando corresponde es fundamental. Con el uso del motor de una moto, este líquido se irá contaminando con partículas de metal y hollín que pueden llegar a dañar distintas partes del motor. Para que el cuidado sea óptimo, debes hacer los cambios de aceite de manera regular.

Rodamientos

Cada tres meses, debes engrasar los rodamientos del motor con la motocicleta en frío.

Limpieza

Debes limpiar el motor para eliminar todos los restos de barro u otros elementos que se van quedando pegados a medida que conduces. Puedes hacerlo con un pequeño cepillo de dientes.

Guardabarros

Es clave no quitar el guardabarros de la moto, además debes limpiarlo con regularidad.