Llavero alcoholímetro: evita multas y gana seguridad

La tecnología nos hace la vida más cómoda gracias a sus continuos avances. El llavero alcoholímetro es un ejemplo de ello. Te ayuda a controlar tu nivel de alcoholemia a través de tu aliento. Lo único que debes hacer es soplar en el sensor y en menos de cinco segundos conocerás si estás o no preparado para conducir tu vehículo. Además, dispone de linterna y puede ser utilizado como llevaro para tenerlo siempre a mano de la manera más sencilla.

Llavero alcoholímetro: evita multas y gana seguridad

En primer lugar, debes encender el dispositivo y esperar diez segundos para preparar el sensor. Soplas sobre el mismo y esperas unos segundos hasta que el alcoholímetro te de el resultado de la siguiente manera:

  • Si se enciende la luz verde indica que la tasa en aire espirado es inferior a la normativa, de manera que estás preparado para conducir.
  • Si se enciende la luz amarilla significa que la tasa en aire espirado roza el límite permitido, esto quiere decir que debes ir con precaución, ya que no darías positivo pero no estás en tus plenas facultades. Esta luz sirve de advertencia, y lo recomendable es esperar un poco para coger el vehículo.
  • Si se enciende la luz roja nos indica que la tasa en aire espirado es superior a la tasa permitida. En caso de ser parado en un control de alcoholemia darías positivo, por ello no puedes conducir y debes esperar el tiempo necesario hasta que el test no diera positivo.

Puedes elegir entre diferentes modelos y precios, aunque la mayoría de los llaveros alcoholímetros funcionan con pilas, lo que todavía lo hace más sencillo ya que la duración es bastante prolongada.

La Historia de Harley Davidson

Sus orígenes se remontan al año 1903, cuando un joven de Milwaukee, William S. Harley y su amigo Arthur Davidson fundaron la marca que llevaría sus nombres. Haciendo sus diseños y el patio trasero de la familia Davidson como taller, construyeron su primer modelo de competición, que hizo su primera aparición en septiembre del año siguiente.

Poco a poco fueron aumentando su producción, y al año siguiente ya tenían más de una docena de motos en el taller. En el año 1907 la cifra ascendía a 150 unidades. Este ritmo continuó hasta que en 1914, su producción alcanzaba las 16.284 motocicletas. Con la entrada de EEUU en la Primera Guerra Mundial, en 1917 la compañía se convertía en el proveedor oficial de su ejército, al que suministró decenas de miles de vehículos.

 

Historia de Harley Davidson

 

En la década de los veinte ya se habían convertido en la mayor constructora de motocicletas a nivel mundial, estando presentes ya en 67 países. Con la llegada de la Gran Depresión en 1929, la producción de Harley Davidson cayó en picado. Una vez finalizada esta etapa, volvió a lograr un contrato con el ejército norteamericano, ahora para suministrar motos durante la Segunda Guerra Mundial, lo que la llevó a una edad de oro.

Años más tarde, en 1969 la American Machinery and Foundry compró la compañía e introdujo una serie de modificaciones que empeoraron la calidad de sus modelos de motocicletas y llevaron a la huelga a muchos de sus trabajadores. Esto significó la pérdida del liderato a favor de las nuevas marcas de origen japonés.

En los años ochenta, Harley Davidson recuperó su liderazgo tras la venta de la compañía a un grupo de trece inversores entre los que se encontraban Willie G. Davidson y Vaughn Beals. Aquí comenzó una nueva tendencia de campaña.

Whitefox: una moto de nieve para toda la familia

Whitefox: una moto de nieve para toda la familia

Los deportes de aventura y de nieve también se puedes disfrutar con los pequeños en casa. Al menos eso es lo que piensa el creador de la moto de nieve Whitefox, una moto destinada a compartir en familia los días de nieve. El creador de este prototipo, Charles Bombardier, es el fundador de la compañía Imaginactive: organización sin ánimo de lucro dedicada a inspirar a las generaciones que vienen a construir los vehículos del mañana. Whitefox puede ser uno de esos vehículos.
Se trata de una especie de moto de nieve con una capacidad de cuatro personas, pero que no pierde la potencia que se le presupone a un vehículo de estas características. Según Whitefox, es capaz de conducir por paisajes montañosos y escarpados. Esta potencia se debe a un motor de 165 caballos de fuerza Rotax ‘850 E-TEC.
Además, la conducción de este vehículo sería sencilla gracias a un sistema de cambios similar al de los coches, a tener dirección asistida y por contar con un sistema de ruedas que emerge de los esquís, todo ello para facilitar los giros en las superficies duras. El cuerpo de Whitefox estaría formado por polietileno de alta densidad y aluminio ligero.
Charles Bombardier considera que hay un nicho de mercado que pueda estar interesado en Whitefox. Y que puede atraer a muchas familias interesadas en pasar un fin de semana divertido en la nieve. No obstante, según apunta Designboom, este prototipo necesita una inversión de seis millones de dólares.